viernes 24 junio, 2022
Cultura

Tanguito, un emblema del rock a 50 años de su partida

El 19 de mayo de 1972 un tren arrolló en Puente Pacífico a José Alberto Iglesias más conocido por todos como Tanguito, a partir de allí comienza el primer mito del rock nacional.

A pocos años del comienzo resonante del el rock argentino iba a encontrar su primer personaje que se convertiría en su primer gran mito, cuando el 19 de mayo de 1972 un tren lo arrolló en Puente Pacífico a José Alberto Iglesias, un joven de 26 con una salud física y mental minada por las drogas y los electroshocks recibidos en el Instituto Borda, de donde se había escapado, pero que años atrás, bajo el seudónimo de Tanguito había sido parte de un grupo de artistas que dio vida al movimiento local.

El primer tema musical de gran éxito del rock argentino es “la balsa” y tiene a Tanguito como coautor de la letra y música junto a Litto Nebbia.

Además, algunas leyendas forjadas alrededor de la figura de Tanguito y la escasez de registros fonográficos le confirieron un aura misteriosa necesaria que, sumado a algunos “malentendidos” que se reprodujeron y ganaron entidad gracias a un polémico filme, conformaron un relato épico que convirtió a Tanguito en un símbolo de la incomprensión y la rebeldía.

Tanguito fue erigido como la personificación del espíritu libre, combativo, rebelde, talentoso e indoblegable que guio los inicios de la cultura rock local.

Los relatos de quienes conocieron al artista exponen algunas contradicciones que llenan de preguntas a quienes optaron por la literalidad de lo mítico. ¿Fue Tanguito un genio o hubiera sido incapaz de escribir una canción sin ayuda? ¿Era un rebelde o simplemente tenía conductas temerarias por el consumo de drogas? ¿Fue un perseguido? ¿Fue una víctima por no haberse doblegado ante el sistema?

Quien mejor puede responder a estos interrogantes es el periodista Víctor Pintos, autor de “Tanguito, la verdadera historia”, la más completa investigación sobre la vida del mítico artista, quien aseguró: “Esas preguntas son las preguntas. Yo sinceramente creo que no tienen respuesta. Lo que sí me parece, en el marco de que todo es una gran figura, que hay lugar para esta idea que yo digo que los `60 en la Argentina se terminaron en mayo de 1972, cuando el tren lo mato a Tanguito. Esos años `60 de los colores, la minifalda, la píldora anticonceptiva y Bob Dylan terminaron ese día en la Argentina”.

Al momento de especificar una definición sobre la real dimensión que tiene Tanguito en la historia del rock argentino, el periodista expresó: “Con `La balsa´ es como si le hubiera dado la pelota a Maradona el día del gol a los ingleses. No hizo el gol. El gol lo hizo Litto Nebbia, pero el que le dio la pelota fue Tanguito”.

Sin embargo, el autor de la biografía del artista sí pudo certificar es que “Tanguito es mito porque un tren lo mató a los 26 años, sobre todo en una ciudad como Buenos Aires, que es tan propensa a comprar figuras míticas. Pero el rock –añadió- tiene en Tanguito a un Gardel, solo que nunca hizo películas en EEUU”.

Por su parte, Pipo Lernoud, amigo de Tanguito y figura central de los inicios del rock nacional, expresó “Tango significa distintas cosas para distintas personas, típico como ocurre con cualquier héroe o figura, que la gente pone sus cosas en ellos. Entonces, para mucha gente, Tango es la verdadera alternativa, el único que no se vendió. Se explotó esa idea que no es real”.

A su vez, Lernoud sostuvo que “Tango es muy importante. No hay Moris sin Litto, no hay Litto sin Tango, no hay Tango sin Moris, porque los tres se influenciaron mutuamente. Además hablaba poco, no leía nada, no era experto en música, así que las cosas que le gustaban las absorbía y listo”, y añadió “no armaba los temas, tocaba todo el tiempo la guitarra e improvisaba, las canciones no empezaban ni terminaban, y le costaba mucho armar un repertorio para tocar en público”.

Para finalizar, Pipo Lernoud arriesgó una definición sobre Tanguito y consideró que su derrotero final podría haberse evitado en un país que tuviera planes de contención en vez de castigar al adicto: “Tenía una personalidad bastante sufrida. Había tratado todo el tiempo de vivir en Londres siendo un chico de Caseros City, como decía él. Se hacía la película que era uno de los Kinks o Donovan y entonces representa de alguna manera el tipo que vive en su propio mundo”. Y remató: “Estábamos en dictadura, un país muy duro que nos perseguía. El sistema destruyó a Tanguito porque el sistema es muy duro para tipos sensibles y Tanguito era un tipo muy sensible”.

Related posts

Y un día reabrieron los museos

Barriosvecinales

Se presentó el protocolo de las Murgas para el Carnaval

Barriosvecinales

Ciudad presenta Cine Móvil en diferentes barrios porteños durante el verano

Barriosvecinales