viernes 22 octubre, 2021
OPINIÓN

“Año Nuevo… ¿Vida Nueva?”

 

Nancy E. Castellanos

El 2021 nos sorprende con una temporada turística increíble. Dentro de nuestro país, por ejemplo, los balnearios de la costa bonaerense multiplicaron la presencia de visitantes, los que llegaron masivamente-a partir del estímulo oficial y de  los cuidados que impone la pandemia- para dejar atrás meses de meses de encierro de la cuarentena más prolongada del mundo, dispuesta por las autoridades nacionales para enfrentar al empecinado y destructivo Covid-19. Una movida que trajo también cierto alivio para empresarios, equipos de trabajo pertenecientes al golpeadísimo rubro gastronómico/hotelero y a la actividad comercial en general.

En medio de esa necesaria y humana válvula de escape, que algunos compatriotas llevaron a cabo de acuerdo con las medidas de seguridad sanitaria y otros no tanto…se produjeron  fiestas clandestinas multitudinarias, y numerosas detenciones.

Cabe tener en cuenta, que  luego de haber prometido millones de vacunas, el 29/12/20 se comenzó a vacunar con “Sputnik V” elaborada por el Laboratorio ruso Gamaleya. Aún no queda claro  por qué no prosperaron las negociaciones con otros laboratorios a nivel global.

El verano avanzaba, y con él, tuvimos que aprender a convivir con varias e intensas olas de calor, con la habitual saga de cortes de energía y complicaciones varias para los usuarios.

En tanto, en el mundo, la segunda ola del Coronavirus avanzaba, dejando a su paso, cantidad de contagios y fallecidos.

Contra viento y marea, el 17/2 volvieron las clases presenciales en todo el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En dos etapas, la primera abarcó a los  jardines maternales, el nivel inicial, primer ciclo de la Primaria, y el primer ciclo de la secundaria. La segunda, arrancó el 22/2  para el resto de los grados del nivel primario. Y el 1/3, se completaron  los cursos correspondientes al nivel medio. Sin descuidar a la educación especial, técnica/ profesional.

Pero Argentina es Argentina…Y Semana Santa se convirtió en un feriado extra-large, que nuevamente motivó al gobierno nacional para agitar y  promover viajes y escapadas para miles de argentinos.

A partir de allí, los indicadores de la evolución de la pandemia en la CABA y la provincia de Buenos Aires, exhibieron números decididamente estremecedores con respecto a la cantidad de fallecidos, contagiosidad  y la ocupación de camas en las Unidades de Terapia Intensiva, UTI.

La segunda ola del Coronavirus había llegado a nuestro país, más de ochenta mil muertos, y cientos de nuevos casos, más medidas restrictivas. Como ayer, en la actualidad,  persisten casi las mismas dificultades para manejar la pandemia, concretar operativos de testeos y de vacunación masivos, del mismo modo, que para progresar en gestiones para  la compra de vacunas pertenecientes a empresas de origen estadounidense con las cuales ya se ha abastecido  prácticamente el mundo entero.

Por otra parte, la inflación acumuló el 48,8 por ciento en los últimos doce meses, la pobreza crece, se desarrollaron jornadas de paro nacional agrario, y el 3/6 se cumplieron seis años de la primera convocatoria de “Ni Una Menos” contra la violencia de género y los femicidios,-línea gratuita 144 disponible las veinticuatro horas, los trescientos sesenta y cinco días del año-.

Y cómo si algo nos faltaba, se anticipó el invierno 2021, y las bajas temperaturas se hicieron sentir  en nuestra Ciudad, y en diferentes provincias argentinas, como por ejemplo, en Córdoba, Mendoza, Tucumán, San Luis, donde empezó a nevar…

Desde el 18/6 regresa la actividad en vivo/directo a  los espacios culturales-teatros, cines, museos, galerías de arte, etc- de la Ciudad de BA con aforo del treinta por ciento, protocolos de seguridad sanitaria y hasta las 23.

Por último, vale la pena mencionar que el Laboratorio local Richmond finalizó la elaboración de las primeras 448.625 vacunas contra el Covid-19. Ahora hay que esperar la decisión de la ANMAT y del Instituto Gamaleya,  para la liberación definitiva del medicamento.

En territorio porteño se aplicaron 1.528.206 vacunas, el 98,9 por ciento, sobre un total de 1.545.812 recibidas hasta el momento.

El tiempo pasa, y la angustia aumenta entre todos aquellos que recibieron la primera dosis de Sputnik V hace tres meses y todavía no disponen de una fecha concreta para recibir la segunda aplicación.

 

“El tiempo perdido no se recupera nunca, y cuando decimos que tenemos tiempo de sobra, descubrimos siempre, que nos falta tiempo”. Benjamín Franklin.

Para pensar…

Nancy E. Castellanos