viernes 24 junio, 2022
Interes General

Discriminación en el boliche de Costa Salguero Rose In Río

El boliche Rose In Río fue denunciado por transodio. Ese mismo que fuera denunciado en el 2018 por no dejar entrar a una chica por “gorda”.

La denunciante es Kiara Acosta, hizo que el local recibiera el repudio de la gente en las redes sociales.

Kiara  contó en medios de prensa que “Fui a bailar el sábado. Federico Dickmann, un relacionista público del boliche, le dijo a mi amiga que no podía pasar porque no ‘era tan linda como ella’ y además porque estaba vestida, según él, como una puta. Mi amiga estaba exactamente vestida como yo. Sabían de antemano que yo soy una chica trans y por eso no me dejaron ingresar. Fui, me acerqué y le dije que no quería hacer un escándalo, que no quería escracharlos y que solo quería pasar un buen rato. Pero no hubo caso. No me dejaron entrar”.

La denunciante filmó con su celular lo ocurrido, donde se lo puede ver a Dickmann decir a Kiara: “Tengo el mejor estudio de abogados. Perdés como en la guerra”. A lo que la joven responde: “Sos un facho y un machirulo”.

La chica discriminada manifestó que le prohibieron la entrada con el pretexto de que parecía un hombre: “El machito de Federico Dickmann y el dueño del boliche Rose in rio, me discriminaron y rebotaron por ‘estar vestida como una puta y parecer hombre’, sabiendo que soy una chica trans. DENUNCIO este boliche, cancelado Rose in rio sos nefasto”.

Después de estos sucesos, inició una campaña en redes sociales y a partir de allí aparecieron nuevas denuncias sobre discriminación. “Apenas publiqué, cientos de personas me escribieron denunciando situaciones similares, de gente que la discriminaron por mil motivos. Lo hice para que la gente no pase por lo mismo nuevamente”, aseveró.

Viendo las denuncias, el relacionista público se comunicó personalmente con Kiara Acosta y nuevamente le advirtió, a través de mensajes de audio, que “contaba con dinero y un gran equipo de abogados” para defenderse de las acusaciones.

Pero no es nuevo lo ocurrido, sino que en el año 2018, Agustina Ríos Martínez ya había denunciado a través de su cuenta en la red social Facebook, y posteriormente ante el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo), que el personal de Rose in Rio le impidió la entrada “por ser gorda”. Por su parte, Acosta pidió asesoramiento en la Defensoría LGBT de la Ciudad. Allí le aconsejaron elevar una denuncia ante la justicia y el INADI.

Trascendió que Acosta realizó la denuncia ante la Fiscalía de la Ciudad de Buenos Aires, contra Dickmann por discriminación y amenazas. En su caso intervino Mariela De Minicis, titular de la Fiscalía Contravencional y de Faltas 22 de la Ciudad.

Related posts

En CABA permitirían la repitencia en escuelas secundarias

Barriosvecinales

Triunvirato será una “calle verde”

Barriosvecinales

La Red de Ciclovías de la Ciudad se agranda

Barriosvecinales