domingo 3 marzo, 2024
Interes General

Durante Año Nuevo el 1,1% de conductores testeados dio positivo de alcoholemia

Durante la celebración de Año Nuevo, los operativos de control de alcoholemia se intensificaron con 4.836 conductores evaluados. Un 1,1% arrojó resultados positivos, lo que implica la retención de licencias por un mínimo de dos meses. A su vez, se duplicaron los puntos de control en comparación con la Nochebuena, revelando cifras preocupantes en el tráfico vinculado al consumo de alcohol.

En la jornada festiva del 31 de diciembre y 1° de enero, se implementaron 20 puestos de control en puntos estratégicos de la Ciudad de Buenos Aires. Hasta el mediodía del primer día del año, 4.836 conductores fueron sometidos a pruebas de alcoholemia, encontrándose que el 1,1% de ellos dio positivo. Estos infractores deberán abstenerse de conducir por al menos dos meses.

En comparación con la Nochebuena de 2023, donde se realizaron 3.134 controles y se registró un 0,9% de positivos, los datos revelan un aumento preocupante en los casos de alcoholemia en la celebración de Año Nuevo. Asimismo, al cotejar con los resultados de Año Nuevo 2022, que tuvo un 1% de positivos en 3.988 controles, se evidencia una tendencia al alza en este tipo de infracciones.

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires mantiene una preocupante relación entre incidentes de tránsito y el consumo de alcohol, siendo 1 de cada 5 eventos de este tipo atribuible a dicha causa. Ante esta problemática, el Cuerpo de Agentes de Tránsito realiza controles durante todo el año, destacando la importancia de la vigilancia constante.

En simultáneo, se desplegó un operativo integral de prevención en plazas y espacios públicos durante las celebraciones de Año Nuevo. Este abarcó desde patrullajes preventivos en lugares como el Parque General Paz, Parque Chacabuco, Costanera Sur, Costanera Norte, el Rosedal y el Parque 3 de Febrero, hasta la supervisión de la venta de alcohol en comercios cercanos y la ejecución de tareas de limpieza coordinadas con las Comunas.

La radiografía de los controles de alcoholemia durante 2023 revela la magnitud del desafío, con 372.904 pruebas realizadas y un 1,2% de positivos. Este problema se refleja en la noche de Año Nuevo, donde el 1,1% de conductores evaluados resultaron positivos, marcando un inicio de año con preocupantes cifras de conductores bajo los efectos del alcohol.

La legislación vigente en la Ciudad establece límites estrictos para el consumo de alcohol al conducir, con sanciones proporcionales al dosaje arrojado en las pruebas. En un esfuerzo por reducir víctimas en siniestros viales, se han implementado medidas más rigurosas, incluyendo la inhabilitación de conductores por periodos que varían según la gravedad de la infracción. Es fundamental concientizar sobre la importancia de la responsabilidad al volante y la necesidad de prevenir situaciones peligrosas relacionadas con el consumo de alcohol.

Related posts

Época de Recitales en la Casa  Fernández Blanco: Próximamente.

Barriosvecinales

Jorge Macri: “Esperamos que los recursos que son de la Ciudad vuelvan a CABA”

Barriosvecinales

CABA: Reabren los albergues transitorios

Barriosvecinales