jueves 11 agosto, 2022
Interes General

Los Centros Integrales de la Mujer certifican las licencias laborales por violencia de género

La nueva disposición tiene el objetivo de acercar a cada barrio una herramienta necesaria para todas aquellas personas que hayan sufrido violencia de género, estén transitando su licencia y necesiten acreditarlo periódicamente en su lugar de trabajo. En la Ciudad hay 15 Centros Integrales de la Mujer, 1 por Comuna.

A partir de la nueva disposición que estableció la Dirección General de la Mujer del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del GCBA, las trabajadoras que cuenten con el derecho de la licencia por violencia de género, puedan tramitar su certificación en todos los Centros Integrales de la Mujer.

En este sentido, Carolina Barone, directora general de la Mujer del gobierno porteño, explicó: “A partir de ahora, en todos los CIM de la Ciudad cualquier trabajadora podrá acceder a la certificación de la licencia por violencia de género para poder presentar en su trabajo. Hay empresas y organismos que ya cuentan con este derecho, pero exigen presentación de denuncia y/o certificado de organismo especializado. No todas las mujeres quieren o pueden hacer la denuncia y eso no significa que no estén atravesando una situación de violencia”.

A su vez, la directora general de la Mujer, dijo que “En los CIM contarán con un equipo especializado que les brindaran tratamiento terapéutico con perspectiva de género, asesoramiento y patrocinio legal, y acceso a políticas sociales, ahora también en los mismos CIM podrán solicitar que les emitan esta certificación para que la parte empleadora pueda otorgarle la licencia”.

Esta medida se suma como un derecho que cada vez más las organizaciones, empresas y organismos del Estado incorporan y como parte del mismo, solicitan a las trabajadoras la presentación de una certificación especial realizada por un organismo especializado.

Entre las situaciones más frecuentes en las que las mujeres en situación de violencia solicitan esta licencia en su trabajo es para: reponerse de lesiones, para mudarse, para hacer la denuncia, para asistir a una audiencia en el marco de la causa, entre otras.

En esta línea, Barone aclaró: “Aparecen ‘mitos’ de que inmediatamente las personas usarían este derecho ‘para no trabajar’, cuando precisamente el trabajo es una herramienta de autonomía. Casi siempre lo que sucede es al revés, el temor es a denunciar por posibles represalias que atenten contra su continuidad laboral, desarrollo y crecimiento profesional. También vergüenza, culpa, miedo por tener que solicitar este derecho a la licencia”.

Los lugares habilitados para emitir certificados oficiales son los CIM, Centros Integrales de la Mujer. Las mujeres que lo requieran, podrán presentar los papeles en sus trabajos y solicitar su licencia por violencia de género, si la situación lo requiere y su empleador tiene aprobada o contempla este tipo de licencias. Los CIM principalmente brindan asistencia integral a través de sus profesionales, en casos de violencia de género, también se pueden hacer consultas y recibir asesoramiento legal y psicológico.

Related posts

El TC celebra sus 85 años en el Teatro Colón

Barriosvecinales

Diego Santilli: los encuentros serán “al aire libre es vereda, casas no”

Barriosvecinales

Monopatines Eléctricos: Una nueva forma de trasladarse en la Ciudad

Barriosvecinales