sábado 1 octubre, 2022
Sociedad

Los cambios de hábitos en el consumo que generó la cuarentena

 A partir de la cuarentena que rige en el país por la pandemia del coronavirus, se dieron nuevos hábitos en el consumo.

Entre los cambios que se generaron, se encuentra el relacionado a los cortes de carne. Los cortes llamados “sociales” como el asado, quedaron atrás en el consumo de los argentinos, ahora los cortes mas consumidos son los que sirven para hacer milanesas y guisos.

Según consigna el diario Clarín, estos cambios en el consumo se ven reflejadas en una encuesta online del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) entre 1100 personas de todo el país realizada durante abril, en plena vigencia de la cuarentena por coronavirus.

Teniendo en cuanta la primera etapa de la cuarentena, en el mes de marzo, los consumidores buscaron aprovisionarse de distintos productos y los considerados esenciales, como la carne, que subieron de precio por el repentino stockeo masivo en el inicio del aislamiento social preventivo. Asimismo, se notó una baja en la venta de los “cortes de reunión” como el asado, vacío y achuras. Sin embargo, se notó que los consumidores volcaron a la compra de cortes relacionados a los guisos y las milanesas.

En este sentido, pero durante el mes de abril se confirmó esta tendencia, aunque con nuevos matices. Por ejemplo, el 27 % de las personas buscaron comprar carne vacuna en cantidad. Pero fue diferente la actitud según los niveles de ingresos económicos.

Adrián Bifaretti, jefe de Promoción Interna del IPVCA y responsable del estudio, sostuvo que “Mientras que en el segmento de nivel socioeconómico más acomodado (ABC1) solo un 13% compró carne en cantidad para sobrellevar la cuarentena, en el nivel más bajo (D1D2) ese porcentaje trepó al 31%”.

Leonardo Rafael, presidente de la Cámara de Matarifes y Abastecedores (CAMyA), tambien se refirió a estas nuevas tendencias: “La gente con menos capacidad de ahorro pelea directo con la inflación y si tiene un peso lo cambia por mercadería. Especialmente en los primeros días del aislamiento, las familias que compraban de a 3 kilos pasaron a llevar 6 u 8 kilos”, manifestó.

Y agregó que “aún se mantienen los volúmenes más abultados porque las compras son más espaciadas en el tiempo, pero en promedio volvimos a las cantidades previas a la cuarentena”.

Rafael además señaló que “bajaron un poco los precios que hubo en el pico de demanda. También se redujeron valores de la hacienda, aunque en la carne se notó menos porque a los carniceros les subieron proporcionalmente los costos fijos”.

Related posts

Impulsan nuevas regulaciones para urbanizar barrios populares de CABA

Barriosvecinales

CABA: Se detectaron dos casos de la variante Delta

Barriosvecinales

Belgrano: Clausuraron una clínica

Barriosvecinales